« Volver
17/07/2017 Clasificados Prensa Libre
Durante una entrevista de trabajo es usual que la persona cuestione sobre ¿cuáles son tus defectos? No tengas miedo de responderla y hazlo con seguridad.

Cuando aparece la temida pregunta “¿Cuál es su mayor debilidad?”, ¿sueles responder “puedo ser demasiado perfeccionista” o “puedo asumir demasiada responsabilidad y no delegar”.

A muchos se les ha enseñado a dar un giro positivo en las respuestas, convirtiendo las deficiencias potenciales en fortalezas, en un intento por salir airoso. Pero, ¿es realmente lo que los reclutadores quieren escuchar?

El sitio de preguntas y respuestas Quora, de acuerdo con un artículo publicado por la BBC Noticias, reveló las consecuencias de convertir una debilidad en una oportunidad, usando la falsa modestia para allanar el camino hacia un puesto de trabajo.

Chau Nguyen, quien ha revisado 250 mil hojas de vida, entrevistado a 50 mil candidatos y contratado a 4 mil, te dice: “Por favor… no lo hagas. Detente”. “Es como decir ‘deseo la paz mundial’ durante una entrevista en un concurso de belleza. Crees que es inteligente convertir la pregunta en una oportunidad para alardear, cuando en realidad solo te hace quedar mal”, indicó.

Par los reclutadores, esas respuestas suenan triviales y falsas. “Es importante entender por qué el entrevistador está haciendo esta pregunta”, afirmó Nguyen.

Más vale la honestidad

Lo que la reclutadora Jae Lee Alexis aprecia es la honestidad al responder. “Tener a alguien torciéndose para hacer que su ‘debilidad’ escogida parezca algo positivo no me ayuda a formarme una opinión de la persona en lo absoluto”, escribió.

“He tenido un candidato (lo contratamos) me dijo que era difícil para él recordar las tareas de seguimiento, porque se centra mucho en lo que está actualmente frente a él. Luego pasó a describir la forma en que había usado el calendario de Outlook para administrar recordatorios, seguimientos y adaptar su flujo de trabajo a ese ‘punto ciego’”, añadió.

“Admitió que era algo con lo que todavía luchaba, pero que también era muy consciente de ello y estaba trabajando activamente para resolverlo. Si no puedes hablar conmigo sobre tu mayor debilidad en una entrevista, me preocupa que vayas a ocultar errores y debilidades una vez que estés trabajando para mí”, concluyó.

Por lo tanto, responder honestamente cuáles son tus defectos y debilidades también es una muestra de que eres valiente y que admites tu propia debilidad.

Leer más...