« Volver
06/04/2017 Prensa Libre
¿Estás pensando en tener una mascota? Aquí te decimos 7 beneficios que puede traer a tus hijos en el hogar.

Está comprobado que el hecho que los hijos convivan con una mascota facilita la comprensión de valores y enseñanzas. No obstante, es importante aclarar que no todas las circunstancias familiares son las indicadas para tener una mascota, por lo que deben existir las mejores condiciones que aseguren el bienes y armonía dentro del hogar.

Asimismo, especialistas reiteran en que los niños deben tener una edad mínima para que puedan asimilar la responsabilidad frente a sus mascotas, por lo que es recomendable que sea a partir de los 6 años de edad, cuando ya han desarrollado ciertas destrezas físicas y cognitivas.

Estas son 7 razones que podrían dar gran valor a tus hijos al tener una mascota.

1.       Lecciones de responsabilidad: El hecho de que los niños vivan en carne propia los cuidados y la atención que requiera una mascota, reforzará su sentido de responsabilidad, de sacrificio y de compromiso. El éxito, sin embargo, radicará en que los padres asignen a los pequeños el cuidado absoluto de la mascota, sin realizar por ellos las tareas que están bajo su encargo.

2.       Enseñanza de buen trato: La convivencia con los animales contribuye a que los niños aprendan valores como el buen trato, su conexión con la mascota despierta una sensibilidad especial por la naturaleza y los demás animales.

3.       Autoestima y autoconfianza: Las mascotas, en algunos casos, pueden ayudar a los niños a reforzar su autoestima, especialmente a aquellos con carácter retraído, debido a que se sienten queridos y estimados, de la misma manera que les permiten poner en práctica sus destrezas sociales que refuerzan la confianza en sí mismos.

4.       Con los hijos únicos: Psicólogos recomiendan que los hijos únicos posean una mascota, debido a que les permite reforzar la generosidad, la cooperación y en gran parte, ayuda a dispersar la atención exclusiva de los padres.

5.       Cooperación y entrega: Contar con una mascota ayuda a que los hijos adquieran habilidades para cuidar a otros, lo cual vigoriza su empatía y capacidad de entrega. También se logra evidenciar una actitud más responsable frente a la salud y bienestar.

6.       Sano esparcimiento: Los animales domésticos, en su gran mayoría, demandan tiempo de sus dueños para atender a los cuidados y necesidades de recreación, de aseo y de alimentación.

7.       Enseñan ciclos de vida: Los niños y niñas podrán vivir de cerca lo que ya han comenzado a comprender, es decir, el ciclo que todos los seres vivos siguen: nacimiento, reproducción y muerte.

Leer más...

Redacción: Clasificados / Prensa Libre