« Volver
14/06/2017 Prensa Libre
Para ser un conductor responsable y prevenido es importante contar con los elementos necesarios ante cualquier emergencia, incluyendo una llanta pinchada.

Al conducir un automóvil, la pregunta no es si sufrirás una llanta pinchada, sino cuándo ocurrirá, por lo que es importante estar preparado.

Cabe recordar que una llanta pinchada solo se puede reparar si el daño se encuentra en la banda de rodamiento. Si los daños se encuentran en los laterales, lo recomendable es cambiar la llanta por completo.

Por otro lado, si la llanta presenta “chichones”, ten cuidado y circula a baja velocidad hasta que llegues a un lugar donde puedas cambiarla, pues corres el riesgo de que explote.

Estas son algunas opciones para cuando te enfrentes a una llanta pinchada y necesites llegar hasta el lugar donde te brinden ayuda.

Llanta de repuesto

La forma más fácil que te ayudará a controlar la situación de una llanta pinchada es contar con una de repuesto. Para esto necesitarás tu kit de emergencias a la mano, un gato hidráulico, una llave de cruz y el birlo de seguridad. Revisa periódicamente la llanta de repuesto que tengas en el baúl del vehículo, para verificar su estado y que la puedas cambiar cuando surja la necesidad.

Compresor portátil

Si saliste de casa y al llegar al auto ves que le falta algo de aire a alguna llanta, puedes intentar rellenarla usando una compresora de aire que se conecta al encendedor del vehículo para que puedas circular hasta la vulcanizadora sin dañar el rin.

Este tipo de compresores es pequeño y lo puedes llevar en el baúl sin problemas y algunos incluyen un medidor de presión, pero para mayor confiabilidad, auxíliate de tu propio calibrador y mantén los neumáticos en el nivel adecuado.

Kit de reparación

Algunos paquetes de herramientas ahora también incluyen un kit de reparación de llantas. Pueden ser de dos tipos:

·         Selladores en aerosol: Son una mezcla de propelente y sellador que detiene las fugas de aire y al mismo tiempo infla tu llanta. Los más simples son solo una lata que conectas a la válvula del neumático, pero hay otros que incluye una compresora de aire para empujar el sellador y llenar la llanta hasta la presión adecuada.

·         Tapones: Este sistema tiene la ventaja de ofrecer una reparación más duradera que el sellador, pero es más complicado de usar y ejercita intensamente tus brazos.

¡Manténte preparado ante cualquier situación! Lo más importante es manejar los incidentes con calma y llevar las herramientas necesarias.

Leer más...

Redacción: Clasificados / Prensa Libre