« Volver
18/07/2017
Aunque pareciera una tarea difícil de cumplir, mantener un carro como nuevo necesita cuidados básicos para prolongar su vida útil.

Mantener el carro como nuevo te dará confianza al transitar con mayor tranquilidad por carretera. Cuidando tu carro, tu inversión durará más tiempo y cuando lo quieras vender, será más fácil, pues estará conservado y el comprador lo apreciará.

Toma en cuenta estos consejos para mantener el carro como nuevo para que, además cuando vayas a cotizar tu seguro, el vehículo pase la inspección sin problema.

Revisión de aceite

La recomendación es cambiarlo cada cinco mil, ocho mil y diez mil kilómetros dependiendo de diferentes factores como el modelo y el uso. Además, es importante que revises de manera regular los niveles de aceite, ya que la falta del mismo puede ocasionar fricción entre metales y ocasionar un daño en el motor.

Revisión de llantas

Mantener la presión de aire adecuada al momento de calibrar las llantas es clave, la misma depende del tipo de auto, llantas y rines que tengas. También es fundamental revisarlas para verificar que no estén desgastadas, con agujeros o posean otras irregularidades. Es aconsejable hacerlas inspeccionar por un especialista por lo menos una vez al año.

Alineación y balanceo

También estos dos elementos son de vital importancia; el balanceo es necesario para evitar las vibraciones en el volante cuando se conduce rápido y la alineación es indispensable para que haya una dirección precisa y un desgaste parejo de la banda de rodamiento, se recomienda hacerlo cada diez mil kilómetros.

Revisión de frenos

El estado de los discos, las pastillas y el pedal se deben verificar y hacer revisar por un mecánico por lo menos una vez al mes para evitar accidentes. También debes realizar una inspección periódica del líquido de frenos que permitirá un buen rendimiento al andar y mayor seguridad al conducir.

Batería en perfectas condiciones

Si la batería tiene varios años es recomendable revisarla cada tres meses. Hay que prevenir que la batería se seque porque al faltarle líquido, puede afectar el funcionamiento del sistema y reducir su vida útil. Se recomienda añadir líquido de baterías o agua destilada para evitar este problema.

Lavado de todo el carro

Para que tu carro siempre se vea como nuevo es aconsejable lavarlo al menos cada dos semanas, de esta manera el brillo de la pintura durará más tiempo y las partes mecánicas tendrán una mayor vida útil.

Mecánico de confianza

Una vez que haya finalizado la garantía de tu carro y ya no puedas seguir haciendo uso de tu concesionario, es indispensable conseguir un mecánico de confianza que no te cobre por reparaciones innecesarias y pueda ofrecerte garantías y buenos precios.

Luces alineadas

Es necesario que revises las luces y comprobar que todas funcionen y enciendan correctamente, ya que si se encuentran desalineadas pueden ser peligrosas para ti y para los demás conductores.

Revisión de líquidos

Revisar los fuidos también es vital para el carro: el limpia parabrisas, líquido de frenos, líquido de transmisión, entre otros, se deben revisar una vez por semana.

Limpia parabrisas en perfecto estado

Cambia las plumillas del limpia parabrisas por lo menos una vez al año, y así podrás evitar una visión borrosa en épocas de lluvia.

Una vez cumplas con estos consejos, podrás salir con tranquilidad a conducir tu carro sin ningún inconveniente.

Leer más...